PERDÓN... ¿CÓMO LLEGÓ ESO ALLÍ?